MORE FM: El Espíritu de lo que no había en radio

0
364

En esta segunda entrega de la historia de MORE FM, explicaremos por qué se consideró “el Espíritu de lo que no había” en la radio en la frontera y por qué el concepto fue tan innovador que hasta hoy, es referente de música y la juventud en la región binacional Tijuana y San Diego.
El programa “Sin Control”, fue la semilla del cambio. Conducido por Mario Mayans, Alejandro Morales y Ericka Mattei, tenían orden en los procedimientos, pero libertad en cuanto a contenidos, tanto musicales como de producción y locución.
Cada uno exploró y desarrolló su propia manera de decir las cosas que le interesaba a una generación inquieta, ante una corriente musical cercana, pero altamente energética, como es el Rock en Español.

Desde su primera emisión, “Sin Control” le hizo honor a su nombre y rompió moldes, “en busca de lo que no había” en la radio, pero cuya esencia estaba ahí presente en la audiencia.

EL ENTORNO

Estamos al final de los años ochentas, inicios de los noventas. Reinan baladistas como José José, Camilo Sesto y Lupita D’Alessio.

En este entorno empiezan a surgir artistas diseñados para un público no solo joven, sino ansioso de nuevas temáticas y expresiones diferentes, con ganas de experimentar lo nuevo, pero de calidad.

El programa “Sin Control” retoma entonces a bandas como Caifanes, Fobia y Maldita Vecindad, entre otros.

Fueron entonces LOS PRIMEROS en tocarlos al aire sistemáticamente, como forma e identidad. Agregan a la fórmula un conocimiento de los grupos, quiénes las forman, cuándo y dónde iniciaron, bajo qué circunstancias y la razón de sus piezas musicales.

Llegaron las entrevistas con los integrantes, los manejadores de las bandas y los promotores; también se realizaban presentaciones en vivo y empezó el contacto de estos grupos musicales con los radioescuchas más cercanos, quienes gracias a su fidelidad, se ganaron el derecho de estar junto a sus artistas y convivir directamente con ellos, cuando éstos visitaban la frontera.

Ericka Mattei conducía cápsulas informativas en el programa, mismas que fueron aderezadas con secciones en las cuales se hablaba no solo de música, sino también de biografías, cine y espectáculos, por mencionar una amplia temática, que también atrajo al público fuertemente.

Su aportación fue muy importante en cuanto a generar una cultura musical en la región.

LOS MARATONES MUSICALES

El programa “Sin Control” se transmitía de las cinco a las siete de la tarde, pero el tiempo pasaba demasiado pronto y resultaba insuficiente para dar cabida a todas las expresiones del público, que tenía la oportunidad de interactuar de diferentes maneras: cartas, teléfono o de manera presencial.

Andrés Mendiolea, quien para entonces era operador en cabina, recuerda que “eventualmente se decidía si nos quedábamos” y “a ver hasta qué hora”, lo que significaba alargar el programa en ocasiones hasta la una o dos de la mañana.

La radio se convirtió entonces en un fenómeno: hablaban por teléfono, venían a la estación y participaban en dinámicas nuevas y atrevidas.

Fue épico cuando pidieron traer ropa interior a cambio de boletos para un concierto.
“Fue algo muy adelantado para su época, considerando que había un público joven, desde secundaria, prepa y universidad: se llenó una caja grande de prendas íntimas de vestir”.

También fueron memorables las producciones para promocionar “Mexicali en la Playa”, por atrevidas y utilizar lenguaje impactante. El resultado: éxito total, con miles de participantes en el evento, organizado por Carrasco.

Pero no todo fue fiesta y descontrol: también hubo campañas para generar conciencia social en torno a la ecología. Por ejemplo la campaña “Pasa la Palabra”, que promovió la forestación a través de la siembra de árboles.
Continuará…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here